El Depósito Aduanero: Todo lo que Debes Saber

El almacenaje de mercancías cobra gran relevancia cuando se trata de empresas dedicadas al transporte de éstas. Es por eso que el deposito aduanero es una opción interesante para determinadas operaciones de importación de mercancía.

¿Qué es un depósito aduanero? ¿Para qué sirve?

Para empezar, es necesario saber que es un depósito aduanero y para ello lo explicamos a continuación.

Se trata de un almacén, figura o régimen aduanero donde se almacena mercancías bajo el control de la agencia de aduanas. Este almacenamiento se realiza en un espacio físico vinculado con este régimen, el cual recibe el nombre de depósito aduanero.

En dicho espacio no se pagan derechos ni impuestos de importación hasta que sean asignados a su régimen final y definitivo.

Tipos de depósitos aduaneros

Para distinguir entre los distintos tipos de depósitos aduaneros es necesario clasificarlos primeramente basándonos en su titularidad, que puede ser privada o pública. En segundo lugar, los podemos diferenciar según en quien recaigan las responsabilidades, encontrando 3 clasificaciones en la titularidad pública, y una única clasificación en los privados, tras la última actualización de la normativa aplicable.

Depósitos aduaneros de titularidad pública

Con respecto a este tipo de depósitos, como bien su nombre indica, cualquier persona puede hacer uso y almacenar sus mercancías. El depositante es el que lleva a cabo las modificaciones de las relaciones en cuanto a vinculaciones o desvinculaciones de dicho depósito aduanero. Por lo tanto, podemos distinguir entre los siguientes tipos:

Tipo I

La responsabilidad reside en el titular del régimen (depositante) y en el titular del espacio autorizado, es decir, el almacén, de forma compartida.

Tipo II

La responsabilidad de cumplir con los requisitos y obligaciones, así como de la vigilancia de la mercancía recae exclusivamente en el titular del régimen.

Tipo III

Está administrado y, por tanto, le corresponde la totalidad de las obligaciones, por las autoridades aduaneras.

Depósitos aduaneros de titularidad privada

Son aquellos donde el titular del régimen aduanero y el titular de la autorización son la misma persona, que será, por tanto, la encargada de la salvaguarda de las mercancías allí contenidas, así como del cumplimiento de las obligaciones exigibles que resulten del almacenamiento de mercancías incluidas en el depósito. Sin embargo, el propietario de las mercancías no tiene por qué ser el titular del régimen y del espacio autorizado.

Diferencia entre un ADT, DDA y un DA

Además de los diferentes tipos de depósitos aduaneros anteriormente mencionados, podemos diferenciar entre otra clasificación de depósitos. Antes de continuar es necesario definir las siglas mencionadas. El depósito distinto al aduanero (DDA) se destina a mercancías comunitarias o de terceros países que hayan sido despachadas previamente, encontrándose exentas del pago de impuestos.

ADT se corresponde con Almacén de Depósito Temporal, y las siglas DA corresponden a Depósito Aduanero. La confusión entre ADT y DA suele ser muy común, es por eso que es necesario conocer sus principales diferencias. En primer lugar, destacamos la diferencia más importante a tener en cuenta, es decir, la que tiene que ver con el tiempo total permitido del almacenamiento de la mercancía.

Si optamos por un ADT, la mercancía no comunitaria que se almacena podrá estar hasta 90 días, y en caso de exceder ese tiempo, el importador deberá asignar un destino aduanero. Sin embargo, si el importador no conoce cuál va a ser el destino final de la mercancía podrá introducir su mercancía en un Depósito Aduanero, ya que no dispone de plazo máximo de permanencia determinado. Aunque debemos tener cuidado, ya que las autoridades aduaneras, en situaciones excepcionales, pueden establecer un plazo máximo de permanencia en función de la naturaleza de la mercancía o sus condiciones puedan suponer algún tipo de amenaza de salud pública o medioambiental.

Impuestos de aduanas en España

Una vez sabemos cómo es el funcionamiento de los depósitos aduaneros, sus tipos y función, es también muy importante conocer cuáles son los documentos necesarios para tramitar los envíos internacionales, entre ellos, los impuestos de aduana en España.

En España se aplica el “IVA” que significa Impuesto sobre el Valor Añadido.

Tanto para la administración de un depósito aduanero como para el asesoramiento de regulaciones vigentes aduaneras, como es el caso del IVA, entre otras, es necesario contar con la ayuda de un despacho aduanero con profesionales que ofrezcan servicios efectivos y eficientes para garantizar a nuestros clientes la calidad y seguridad del almacenamiento de sus mercancías.