¿Qué es el transporte marítimo internacional de mercancías?

El transporte marítimo internacional de mercancías es de gran importancia para el comercio. Las infraestructuras portuarias y el transporte naval juegan un papel relevante en la economía y permiten realizar un gran número de operaciones diarias. Por lo tanto, se trata de la carga y traslado de productos comerciales de un país a otro.

Por este motivo, es conveniente profundizar en las ventajas y desventajas del transporte marítimo.

¿Qué puedo transportar por mar?

Este medio de transporte permite trasladar las cargas, ya sean sólidas, gaseosas o líquidas de un punto a otro a bordo del buque. Es el más utilizado en el mundo y se convierte en una necesidad imperiosa que ofrece muchos beneficios. Dependiendo del tipo de mercancía, hay que utilizar la embarcación adecuada.

  • La carga puede ser a granel para el transporte de productos sólidos, líquidos y gases.
  • La carga empaquetada y envasada va en jaulas, bidones, contenedores o palets.
  • La mercancía general, como materias primas, bienes de equipo, productos alimentarios o cargas refrigeradas, también se pueden transportar en contenedores.

Las posibilidades de transporte son amplias y variadas, sin embargo, hay que elegir la embarcación adecuada. No es lo mismo trasladar un granel sólido, como el carbón o los cereales, que el gas natural, que requiere de un barco específico con tanques especiales.

Tipos de barcos para el transporte marítimo internacional de mercancías

A lo largo de la historia, las embarcaciones han ido avanzando en tecnología y diseño para adaptarse a las diferentes necesidades del mercado. A continuación, enumeramos en este listado cuáles son los buques y sus principales características.

  • Buques de carga general. Estos barcos transportan la mercancía más básica y pueden trasladar contenedores pesados.
  • Buques petroleros. Esta embarcación transporta el petróleo crudo a las refinerías. Destaca por su gran tamaño y tiene que atracar en altamar.
  • Buques portacontenedores. En este caso, se trata de un transporte marítimo que tiene la capacidad de trasladar contenedores estándar.
  • Buques graneleros. Estos buques transportan como su nombre indica: granel. No obstante, se trata de embarcaciones de 300 metros de eslora que navegan a baja velocidad.
  • Buques petroleros. Esta embarcación transporta petróleo crudo y productos petrolíferos, que se clasifican en función de su carga.

Por último, encontramos los barcos con contenedores frigoríficos para conservar productos a bajas temperaturas. Asimismo, están los que trasladan gases licuados y mercancías peligrosas y los tanques individuales para mover sustancias químicas.

Asimismo, cabe destacar la importancia del Bill of Lading como uno de los documentos más importantes en estas operaciones comerciales. Es un contrato entre el importador y exportador cuando se hace un envío marítimo.

 

En definitiva, el transporte marítimo internacional de mercancías también supone respetar la normativa y elegir la embarcación adecuada En caso de dudas, contacte con el equipo de PARTIDA para un correcto asesoramiento. Es lógico que surjan preguntas en cuanto a la documentación, las tramitaciones en orígenes y en destino.