Conoce la logística y el almacenaje de mercancías

La logística y el almacenaje son dos conceptos interrelacionados que sirven para un mejor control de las mercancías.

Son muchos los factores a tener en cuenta como la gestión, la correcta distribución de la mercancía, la manipulación, las áreas de carga y descarga, etc. En los últimos tiempos el almacén se ha convertido en la herramienta clave para dar respuesta a las necesidades comerciales.

¿Qué es la logística y el almacenaje?

La logística de almacenaje se caracteriza por guardar, almacenar, proteger y distribuir adecuadamente la mercancía. En los últimos años, se han ido incorporando diferentes modelos de software para agilizar estas tareas, así como profesionales cualificados. Cada vez es mayor el número de empresas que introducen el e-commerce en sus negocios, por lo que esta tecnología cumple un papel muy importante en este sentido.

Estos programas son de gran ayuda para optimizar el inventario, lo que sirve a reducir los costes, mejorar las operaciones en el almacén y aprovechar mejor el espacio. Asimismo, evitará los errores humanos, porque el recuento manual no es tan fiable como el que realiza un programa informático. Por otro lado, favorece la toma de decisiones más acertadas, prevé las necesidades y se reduce el exceso de stock, ya que esto implicaría un mayor coste.

Objetivos de la logística de almacenamiento

La finalidad de la logística en el almacén es reducir los costes operativos y garantizar un servicio de calidad. Por lo tanto, hay que coordinar una serie de factores para lograr la máxima organización y proteger las mercancías hasta que llegan al destino final. A continuación, se enumeran algunos de los objetivos que se pretende con esta gestión.

Espacios operativos

Una buena estrategia en el almacén es muy útil para que este espacio sea funcional y operativo. Por otra parte, hay que considerar un gran número de factores, como las características de los productos, la rotación de ls existencias, el espacio disponible o si se cuenta con un sistema de gestión empresarial inteligente.

Correcta gestión de los materiales

En el almacén podemos encontrar un gran número de productos de diferentes tamaños y materiales. Por este motivo, la manipulación y el manejo adecuado de las mercancías, así como la interacción de los operarios es de gran ayuda para seleccionar el método de trabajo más efectivo. Tenemos desde máquinas, que se emplean de forma manual (carretillas o elevadores), así como modelos automatizados.

Agilizar la preparación de los pedidos

Este es otro punto a considerar en este proceso, ya que el picking puede condicionar la estrategia del almacenamiento. Nos podemos plantear cómo acceder a los distintos productos, si conviene hacerlo pedido a pedido; por lotes; por zonas, etc. No hay una metodología estándar, esto dependerá de la política de la empresa.

Correcta gestión del stock

En el almacén, la gestión del stock es determinante para controlar las existencias. Por este motivo, hay que buscar el programa adecuado que favorezca un registro preciso. Lo más normal, es emplear dispositivos de lectura con radiofrecuencia, incluso, algunos utilizan la voz para enlazar con el sistema informático.

La logística aduanera

La agencia de aduanas tiene profesionales, cuya labor es coordinar, controlar y ofrecer los servicios que cada cliente necesita. Por lo tanto, este aspecto también conviene incluirlo en este apartado. Un agente aduanero debe cubrir las necesidades de muchos tipos de industrias, como la farmacéutica, química, sanitaria o alimentaria, entre otras.

Para finalizar, cabe indicar que el depósito aduanero también cumple un papel muy importante. Las mercancías se guardan en un almacén en función de una serie de requisitos y su destino final. Una de las principales ventajas es que mejora la eficiencia en los tiempos de entrega y permite que las empresas tengan más stock disponible si fuera necesario. En conclusión, la logística y el almacenaje siguen siendo objeto de estudio y análisis. La búsqueda de alternativas que favorezcan este trabajo y agilicen el proceso para ofrecer una mejor satisfacción al cliente es uno de los principales retos del sector.