Tipos de Palets: Tamaño, Uso y Otras Características

En el transporte de mercancías, unos de los elementos más utilizados y, a la vez, más infravalorados son los palets. Pero no existe un modelo único de palet, sino que, dependiendo de la forma, uso u otras características encontraremos diferentes tipos de palets. Elegir el tipo adecuado de palet es crucial para mantener una correcta coordinación logística, cómo la que realizar Partida en los puertos de Algeciras y Motril.

Tamaño de palet

Palet europeo (europalet)

Seguramente uno de los tipos de palets más empleados en todo el mundo. Con un peso de 25kg, pueden usarse para transportar cargas de hasta 1.500kg, pudiendo soportar hasta 4.000kg cuando se trate de cargas estáticas (almacenaje). El tamaño de palet y sus dimensiones están normalizados por la EPAL (Asociación Europea de Palets).

Palet americano (isopalet)

Se fabrica de acuerdo a la norma estandarizada ISO 3676. Con un peso de 30kg, puede transportar cargas de hasta 1.500kg, al igual que el europalet, pero en carga estática puede soportar hasta 500kg más. En cuanto al tamaño de palet, es ligeramente más largo que el europeo. Son especialmente útiles para el transporte de mercancías líquidas, debido a sus características.

Palet reducido

Además de los dos tipos de palets vistos, podemos encontrar otros de un tamaño más pequeño, lo que los hace particularmente útiles, debido a que permiten un mejor manejo de los mismos, desde el que realizan los estibadores portuarios, hasta el que se realiza posteriormente en el proceso de distribución.

Medio palet

Corresponde a la mitad de un palet europeo.

Tercio de palet

Corresponde a la tercera parte de un europalet, y es el menos usado de todos los tamaños de palets reducidos.

Cuarto de palet

Es un cuarto de palet europeo, y se emplea habitualmente para mostrar productos en grandes centros de distribución

Tipos de palet según el material

Palet de madera

Con toda seguridad, serán los que más hayas visto, debido a su bajo precio, su resistencia, y su uso multifunción. Además, repararlos resulta extremadamente barato y simple, aunque tienen el inconveniente de poderse astillar.

Palet de cartón

Caracterizados por ser ligeros, se usan especialmente en la industria agroalimentaria, y sólo son aptos para un uso. Tienen la ventaja de disponer de las características necesarias para garantizar las condiciones adecuadas de higiene.

Palet de plástico

Particularmente resistentes al clima o golpes, presentan una vida útil media de 10 años, una fácil manipulación del mismo reduciendo riesgos de lesión, y un menor peso que los de madera o metal. Por todo ello, se está convirtiendo en uno de los tipos de palets más demandados en los últimos años. Presenta también una especial facilidad para su fumigación y resistencia a productos químicos. El único inconveniente es que, a pesar de ser reciclables, no pueden repararse con la facilidad de los de madera.

Nota: en éstos tipos de palets recomendamos que si se ha mojado la carga o el palet mismo se lo notifiquemos al consignatario o la persona que se encargará de nuestra mercancía, ya que, debido a su material, es posible que ante frenazos o giros bruscos se resbale la carga de las horquillas de la carretilla.

Palet de metal

Usados principalmente para el transporte de mercancías muy pesadas o para almacenajes durante largos periodos. Son los más resistentes de todos, presentando también un alto coste y peso. Suelen ser de aluminio o acero, y disponen de una larguísima vida útil, por lo que, a largo plazo, pueden resultarnos mucho más económicos que sus iguales de madera o plástico.

 

En cualquier caso, la decisión de qué palet escoger dependerá de nuestras necesidades en base a muchas de las variables que hemos visto aquí, como tamaño, peso, precio, vida útil, resistencia, manipulación, reutilización, etc.